Plaza del Tío de La Tiza.
En el barrio de La Viña las calles eran también estrechas y daba poco el sol. Aquello era muy curioso porque tenía como decoración cañas de pescar colgadas y estaba muy rústico. Fuimos a la Plaza del Tío de la Tiza que era muy bonita. Había macetas de color azul y amarillo.