Llegamos a la Calle Ancha y a la Plaza de San Antonio y allí había muchas palomas. Alex quería coger una. Nos hicimos unas fotos y nos sentamos a descansar.