Recorrimos toda la Avenida. Luego pasamos por las Puertas de la muralla que rodeaba a Cádiz. Pedro contó que esas Puertas antes eran un laberinto.